Taller Estrategias De Lao Tse Sobre La Vida

Cuál es el gran poder de texto

La energía cinética de la radiación solar se transformará así en la energía potencial abastecida por la glucosa. De la glucosa junto con los elementos minerales, recibidos del suelo, de la alimentación - los biogenes - se forman todas las telas del reino vegetal - los proteínas, los hidratos de carbono, las grasas, los lípidos, el ADN,, es decir la sustancia orgánica del planeta.

Antes a los factores bióticos llevaban la influencia de la persona sobre los organismos vivos, sin embargo en la actualidad distinguen la categoría especial de los factores engendrados por la persona. Los factores antropogénicos son las todas formas de la actividad de la sociedad humana, que llevan al cambio de la naturaleza como los ambientes de la habitación y otros tipos e influyen directamente sobre su vida.

La radiación del Sol representa las ondas electromagnéticas de la longitud distinta. Es completamente necesario a la naturaleza viva, puesto que es la fuente básica exterior de la energía. Es necesario tener en cuenta lo que el espectro de la radiación electromagnética del Sol es muy ancho sus bandas de frecuencia por la imagen distinta influyen la sustancia viva.

En el suelo habita la multitud de tipos de los organismos vegetales y animales que influyen sobre sus características fisicoquímicas: las bacterias, la alga, las setas o los protozoarios unicelular, los corazones y los artrópodos. Su biomasa en los suelos distintos es igual (kg/g: las bacterias 1000-7000, las setas microscópicas - 100-1000, las algas 100-300, los artrópodos - 1000, los corazones 350-100

La sustancia orgánica del suelo se forma a la descomposición de los organismos muertos, sus partes y los excrementos. No por completo restos orgánicos que han expuesto se llaman en el lecho, y el producto final de la descomposición - la sustancia amorfa, en que es imposible ya discernir el material inicial, - se llama en el humus. Gracias a las propiedades físicas y químicas el humus mejora la estructura del suelo y su aeración, también sube la capacidad de retener el agua y las sustancias nutritivas.